Letras de canciones
(Leonard Cohen)

____________________________


 


    
1968
(Songs of Leonard Cohen)
                     

_________
SUZANNE

Suzanne te lleva abajo
a su sitio junto al río.
Tú puedes oír pasar los barcos,
puedes pasar la noche junto a ella
y sabes que ella está medio loca
pero eso es por lo que quieres estar allí
y ella te ofrece té y naranjas
que vinieron todo el camino desde China
y justo cuando tú quieres decirle
que no tienes amor que darle
ella te sintoniza en su longitud de onda
y deja que el río conteste
que tú siempre has sido su amante
y tú quieres viajar con ella
y tú quieres viajar ciego
y tú sabes que ella confiará en ti
porque tú has tocado su cuerpo perfecto con tu mente.

Y Jesús fue un marinero
cuando caminaba sobre las aguas
y pasó mucho tiempo observando
desde su solitaria torre de madera
y cuándo supo seguro
que sólo los hombres ahogados podrían verle
dijo: «Todos los hombres serán marineros entonces
hasta que el mar los libere».
Pero él mismo fue roto
mucho antes de que el cielo se abriera.
Abandonado, casi humano,
se hundió bajo tu sabiduría como una piedra
y tú quieres viajar con él
y tú quieres viajar ciego
y piensas que quizás confíes en él
porque el ha tocado tu cuerpo perfecto con su mente.

Ahora Suzanne te toma de la mano
y te conduce al río.
Ella lleva ropas viejas y adornos
de los estantes del Ejercito de Salvación
y el sol se derrama como miel
sobre nuestra señora del puerto
y ella te enseña dónde mirar
entre la basura y las flores.
Hay héroes entre las algas.
Hay niños en la mañana.
Ellos se asoman buscando amor
y lo harán así para siempre
mientras Suzanne sostenga el espejo
y tú quieres viajar con ella
y tú quieres viajar ciego
y tú sabes que puedes confiar en ella
porque ella ha tocado tu cuerpo perfecto con su mente.

_________________________
HERMANAS DE LA CARIDAD


Oh, las Hermanas de la Caridad
no han salido ni se han ido;
estaban esperándome
cuando pensaba que simplemente no podía continuar
y ellas me trajeron su alivio
y más tarde me trajeron su canción.
Oh, espero que puedas correr hacia ellas
tú que has estado viajando tanto.

Sí, tú que has debido dejar todo aquello
que no podías controlar.
Comenzó con tu familia
pero pronto llegó hasta tu alma.
Bueno, yo he estado donde tú cuelgas.
Creo que puedo ver cómo estás clavado.
Cuando no te sientes santo,
tu soledad te dice que has pecado.

Ellas yacieron a mi lado.
Yo hice mi confesión a ellas.
Ellas tocaron mis dos ojos
y yo toqué el rocío en sus dobladillos.
Si tu vida es como una hoja
que las estaciones arrancan y condenan
ellas te unirán con amor
que está lleno de gracia y es verde como un tallo.

Cuando me marché ellas dormían.
Espero que corras a ellas pronto.
No enciendas las luces.
Puedes leer su dirección con la luna
y tú no me harás sentir celoso
si oigo que ellas han endulzado tu noche.
Nosotros no fuimos amantes como eso
y además aún estaría perfectamente bien.
Nosotros no fuimos amantes como eso
y además aún estaría perfectamente bien.


________________________
HASTA LUEGO, MARIANNE


Acércate a la ventana, mi queridita.
Me gustaría intentar leerte la palma.
Yo solía pensar que era algo gitano
antes de permitirte que me trajeras a casa.

Hasta luego, Marianne, es tiempo de que comencemos
a reír y a llorar y a llorar y a reír sobre todo ello de nuevo.

Bueno, sabes que amo vivir contigo
pero tú me haces olvidar tantísimas cosas.
Olvido rezarle al ángel
y entonces los ángeles olvidan rezar por nosotros.

Hasta luego, Marianne, es tiempo de que comencemos
a reír y a llorar y a llorar y a reír sobre todo ello de nuevo.

Nos encontramos cuando éramos casi jóvenes
muy dentro del parque de lilas verdes.
Tú te abrazaste a mí como si yo fuera un crucifijo
cuando íbamos de rodillas cruzando la oscuridad.

Hasta luego, Marianne, es tiempo de que comencemos
a reír y a llorar y a llorar y a reír sobre todo ello de nuevo.

Todas tus cartas dicen que estás a mi lado ahora.
Entonces ¿por qué me siento solo?
Permanezco sobre una repisa y tu fina tela de araña
está amarrando mi tobillo a una piedra.

Hasta luego, Marianne, es tiempo de que comencemos
a reír y a llorar y a llorar y a reír sobre todo ello de nuevo.

Por ahora necesito tu amor oculto.
Estoy frío como una cuchilla de afeitar nueva.
Me dejaste cuando te dije que era curioso.
Nunca te dije que fuera valiente.

Hasta luego, Marianne, es tiempo de que comencemos
a reír y a llorar y a llorar y a reír sobre todo ello de nuevo.

Oh, eres realmente tan bella
veo que te has ido y te has cambiado de nombre otra vez
y justo cuando yo había escalado toda esta ladera
para lavarme los párpados bajo la lluvia.

Hasta luego, Marianne, es tiempo de que comencemos
a reír y a llorar y a llorar y a reír sobre todo ello de nuevo.

Oh, tus ojos, bueno, olvido tus ojos.
Tu cuerpo está en casa en cualquier mar.
¿Cómo has llegado a divulgar indiscretamente tus noticias a todo el mundo
cuando dijiste que eran un secreto para mí?

Hasta luego, Marianne, es tiempo de que comencemos
a reír y a llorar y a llorar y a reír sobre todo ello de nuevo.

 


             1969
(Songs from a room)


___________________
PÁJARO EN EL CABLE


Como un pájaro en un cable,
como un borracho en un coro de medianoche
he intentado a mi manera ser libre.

Como un gusano en un anzuelo
como un caballero de un libro pasado de moda
he salvado todos mis lazos para ti.

Si he sido poco amable
espero que puedas dejarlo pasar.
Si he sido insincero
espero que sepas que nunca fue contigo.

Como un niño aún no nacido,
como una bestia con su cuerno
he destrozado a todo el que se acercó a por mí.

Pero juro por esta canción
y por todo lo que he hecho mal
que lo reharé para ti.

Vi un mendigo apoyado en su muleta de madera
que me dijo: «No debes pedir tanto»
y una bella mujer apoyada en el quicio oscuro de su puerta
que me gritó: «Oye, ¿por qué no pides más?».

_____________
EL PARTISANO

Cuando se derramaron cruzando la frontera
fui advertido de que me rindiera
pero yo no podía hacerlo.
Cogí mi arma y me desvanecí.
He cambiado de nombre tan a menudo
y he perdido a mi esposa e hijos
pero tengo tantos amigos
y algunos de ellos están conmigo.

Y una vieja mujer nos dio refugio
nos escondió en el desván.
Entonces llegaron los soldados.
Ella murió sin un suspiro.
Había tres de nosotros esta mañana
yo soy el único esta tarde
pero debo continuar.
Las fronteras son mi prisión.

¡Oh! El viento, el viento sopla
a través de las tumbas el viento sopla.
La libertad llegará pronto
entonces volveremos de las sombras.

Les All'mands étaient chez moi
Ils mon dit: «Résigne toi»
Mais je n'ai pas pu
J'ai repris mon arme
J'ai changé cent fois de nom
J'ai perdu femme et enfant
Mais j'ai tant d'amis
J'ai la France entière


Un vieil homme dans un grenier
Pour la nuit nous à caché
Les All'mands l'ont pris
Il est mort sans surprise


¡Oh! El viento, el viento sopla
a través de las tumbas el viento sopla.
La libertad llegará pronto
Entonces volveremos de las sombras.


 

             1971
(Songs Of Love And Hate)

___________
AVALANCHA


Planté el pie en una avalancha
que cubrió mi alma.
Cuando no soy este jorobado que ves
duermo bajo la colina dorada.
Tú que deseas conquistar el dolor
debes aprender, aprender a servirme bien.

Arañas mi costado por accidente
cuando bajas por tu oro.
El deforme este que vistes y alimentas
no se muere ni de hambre ni de frío;
él no ha solicitado tu compañía
no en el centro, centro del mundo.

Cuando estoy sobre un pedestal
tú no me subiste allí.
Tus leyes no me fuerzan
a arrodillarme grotesco y desnudo.
Yo mismo soy el pedestal
para esta fea joroba a la que tú miras con descaro.

Tú que deseas conquistar el dolor
debes aprender lo que me hace amable.
Las migajas de amor que tú me ofreces
son las migajas de amor que yo he dejado detrás.
Tu dolor no tiene credencial aquí,
es sólo la sombra, sombra de mi herida.

He empezado a desearte,
yo que no tengo ambición;
he comenzado a preguntar por ti,
yo que no tengo necesidad.
Tú dices que te has alejado de mí
pero puedo sentirte cuando alientas.

No te vistas con esos harapos por mí.
Sé que no eres pobre.
Y no me ames con tanta fuerza ahora
cuando sabes que no estás segura.
Es tu turno para amar, mi bienamada,
es tu carne que yo llevo como vestido.


______________________
DIAMANTES EN LA MINA

La mujer vestida de azul
está pidiendo venganza
del hombre de blanco
que tú dices que no tiene amigos.
El río está repleto
de latas oxidadas
y los árboles arden
en tu tierra prometida.

Y no hay cartas en el casillero del correo.
Y no hay uvas en la viña
y no hay bombones en tus cajas ya nunca más
y no hay diamantes en la mina.

Bueno, me dices que tu amante
tiene un miembro roto
dices que estás amable e inquieta ahora
y que todo es a causa de él.
Bueno, yo vi al hombre en cuestión
fue justo la otra noche.
Estaba devorando una dama
allí donde luchan leones y cristianos.

Y no hay cartas en el casillero del correo.
Y no hay uvas en la viña
y no hay bombones en tus cajas ya nunca más
y no hay diamantes en la mina.

Y no hay cómodo consuelo
en los calderos de la bruja.
Algún doctor muy inteligente vino
y esterilizó la negrura absoluta.
Y el único hombre de energía
sí, el orgullo de la revolución
entrenó un centenar de mujeres
sólo para matar un niño nonato.
Y no hay cartas en el casillero del correo.

Y no hay cartas en el casillero del correo.
Y no hay uvas en la viña
y no hay bombones en tus cajas ya nunca más
y no hay diamantes en la mina.

Me dieron algo de dinero
por mi triste y famosa canción.
Me dijeron: «La multitud está esperando,
apresúrate o se habrán marchado».
Pero no podía cambiar mi estilo
y supongo que nunca podré.
Así que canto esto para las serpientes venenosas
sobre la colina de la devastación.

Y no hay cartas en el casillero del correo.
Y no hay uvas en la viña
y no hay bombones en tus cajas ya nunca más
y no hay diamantes en la mina.

Creo que te lo dije todo
en los días del Vietnam
cuando tus poetas marchaban por el Tío Ho
y tus estranguladores profesionales por el Tío Sam.
Pero decidimos que no podíamos escoger hoy
qué canción podríamos cantar
con todo ese hedor de cadáveres
que está soplando en el viento.

Y no hay cartas en el casillero del correo.
Y no hay uvas en la viña
y no hay bombones en tus cajas ya nunca más
y no hay diamantes en tu mina
no, no hay diamantes en la mina
(eso es todo lo que tengo que decirte).

 

Discografía de Leonard Cohen

- Songs of Leonard Cohen (1968)
- Songs from a Room
(1969)
- Songs of Love and Hate
(1971)
- Live Songs
(1973)
- New Skin for the Old Ceremony
(1974)
- Death of a Ladies' Man
(1977)
- Recent Songs
(1979)
- Various Positions
(1984)
- I'm Your Man
(1988)
- The Future
(1992)
- Cohen Live
(1994)
- Field Commander Cohen: Tour of 1979
(2001)
- Ten New Songs
(2001)
- Dear Heather
(2004)



* Ilustración: Leonard Cohen, By Rama (Own work) [CC-BY-SA-2.0-fr
(http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/fr/deed.en)], via Wikimedia Commons.

* * * * * *



 


PINTURA | LITERATURA | ARTÍCULOS | FOTOGRAFÍA
Revista Almiar (Margen Cero
) - 2005 - Aviso legal